FANDOM


HistoriaEditar

NacimientoEditar

Jace nació en Shells Town, una ciudad localizada en la Isla Yotsuba, isla ubicada en el East Blue. Nació en el seno de una familia de prestigiosos marines, teniendo como padre a Wayland D. Kensuke mejor conocido como el Almirante Wayland, y su madre es Clarissa Weizol ostentando el cargo de Vice-Almirante. Jace vivió con ellos en Shells Town, pero no los veía mucho ya que sus obligaciones los mantenían ocupados. Es por esto que lo dejaban en la Base de la Marine ubicada en esta misma ciudad, todo iba bien asta que Jace cumplió 6 años, allí fue cuando empezó a causar problemas y a pelear con otros niños, cosa por la cual sus padres siempre lo regañaban.

¡Quiero ser pirata!Editar

Jace, a la edad de 12 años, conoció a un grupo de piratas en el bar de un amigo de su padre, estos reían y bebían como locos y no paraban de hablar de los misterios y diversiones del Grand Line, uno de estos piratas se le acerca a Jace.

Pirata: Oye, ¿que hace un niño como tu aquí?

Jace respondió en un tono fastidioso.

Jace: Solo vine a visitar a mi amigo, ¿te interesaría no molestarme?

Cantinero: Yo soy Ren, el cantinero de este bar, ¿se le puede ofrecer algo?

Pirata: Yo soy Dientes de Sable Bane encantado.

Ren: ¿Dientes de Sable Bane? el pirata más temido del East Blue, con Berrysymbol30.000.000, ¿que haces aquí?

Bane: Nos preparamos para ir al Grand Line, sabemos que debemos parar en Loguetown, pero hay más marines de lo normal así que decidimos cargar provisiones aquí.

Ren: Seguro robado.

Bane: Tranquilo, todo lo hemos comprado honestamente.

Jace: Pero con dinero robado.

Bane: Con dinero que ganamos en una batalla contra otros piratas, es normal quedarte con el oro de la banda pirata a la que derrotas.

Ren: ¿Entonces es verdad que quieren ir al Grand Line?

Bane al escuchar esto empieza a reír, bebe una botella de sake, pide otra, y cuando vuelve Ren le dice.

Bane: En el Grand Line están los sueños de todos los piratas, allí se encuentra el tesoro más grande, naturalmente tarde o temprano iríamos allí.

Jace: ¿Pero no tienen miedo a la Marine, o a los Almirantes?

Bane: Es parte del riesgo que se debe tomar, ¿acaso no es divertido ir a perseguir tus sueños con algo de peligro?

Estas palabras sorprendieron a Jace, ser pirata es genial.

Jace: ¡Quiero convertirme en pirata!

Ren: Oye oye, calma, si tu padre te escucha te matara.

Al escuchar esto Bane estalla de la risa.

Bane: ¿Tu pirata? No sabes ni lo que dices siquiera, ¿sabes manejar una espada?

Jace: ¡Claro que si!

Bane: ¡Entonces te reto a un duelo!, con espadas de madera claro.

Jace responde muy furioso.

Jace: ¡Acepto! y te demostrare que puedo ser un ¡gran espadachín!

Horas después ambos se dirigen a un monte cerca de la base de la Marine, seguidos de un grupo de piratas, algunos borrachos y otros sorprendidos.

Bane: Aquí sera, toma.

Bane le entrega una espada de madera a Jace y el toma otra que le ofrecía un subordinado suyo.

Ren: Detente, no podrás con el.

Jace: ¡Cállate! El a dicho que no puedo pelear, le demostrare lo contrario.

Dicho esto el duelo comenzó, Jace corre en dirección a Bane y ataca por el lado derecho con una velocidad que sorprendió al pirata, aunque el ataque fue fácilmente detenido por este. Bane decide atacarlo por el lado izquierdo, ataque que es esquivado por Jace aunque con algo de dificultad. Así estuvieron peleando 2 horas, asta que Bane se cansa y golpea en el medio de la cara con su espada de madera.

Bane: Eres poderoso chico, ¿como te llamas?

Jace: Yo soy Wayland D. Jace.

Bane se sorprende al oír este nombre.

Bane: ¿D.?, eres sorprendente chico, deberías entrenar para ir al Grand Line, así que toma esto.

Bane le ofrece una katana de verdad a Jace.

Bane: Ven al Grand Line, y cuando seas un gran pirata, y un gran espadachín, encuentrame y tendremos un gran duelo, esta katana se llama Maken (魔剣, Espada del Demonio), cuídala.

Maken

Jace sorprendido al sostener a Maken

Jace al tomarla se sorprendió de lo ligera que era, no era muy pesada. Al desenfundarla nota que su hoja es negra y su filo también.

Jace: Es una gran espada, ¿por que me la das?

Al escuchar esto Bane se acerca a el y le dice en voz baja para que solo el lo escuche.

Bane: Escucha te la doy porque se que tienes un gran potencial Jace, seras un gran espadachín seas pirata o marine, te doy esa katana porque creo en que tu seras capaz de lograrlo.

Jace: ¡Sere un gran pirata! ¡TE LO DEMOSTRARE!

Al decir esto Bane se ríe, se despide de el y se va junto con sus subordinados.

Pirata: Oye Capitán, ¿sabes que el es el hijo del Almirante Wayland no?

Bane: Si lo se, ¿pero es que no notaste su gran potencial? Además es obvio que no es la clase de personas que les gusta ser "correctos" en la vida.

Bane hace una pausa y vuelve a hablar.

Bane: Además lleva la D. en su nombre, como el Capitán, ¿lo recuerdas?, este niño sera un gran pirata, ¡te lo aseguro!

Wayland D. Jace vs Wayland D. KensukeEditar

Ya con 17 años Jace se encontraba en los bosques que se encuentran a las afueras de Shells Town, allí con el paso de los años se fue armando una especie de Dojo personal, en el cual entrenaba sus técnicas con la espada, Jace muchas veces pedía la ayuda de Ren para que lo ayudara. Afuera de este "Dojo" Jace estaba sentado bebiendo agua de un rió que pasaba cerca de ese lugar, cuando escucha dos voces conocidas.

???: ¡Cuanto tiempo sin vernos, Jace!

???: ¡Estas más grande!

Jace no pudo darse cuenta de quienes eran exactamente asta que se acercaron, eran sus padres Kensuke y Clarissa.

Jace: Papa, mama, cuanto tiempo, ya los extrañaba.

Kensuke: *risas* Es verdad a pasado mucho tiempo ya.

Al decir esto Kensuke abraza a su hijo.

Clarissa: Mírate, estas más alto, y más guapo hijo, a pasado tanto tiempo, pero bueno ahora nos quedaremos aquí unos cuantos meses ya que la Marina nos proporciono unas largas vacaciones.

Al escuchar esto Jace quedo perplejo, no sabia como decirles que el planeaba zarpar al mar, para ser un pirata. Se dio un minuto de silencio en el cual Kensuke pudo divisar la espada de Jace.

Kensuke: ¿Y esa espada hijo?

Jace: Es mía, me la gane luego de un duelo con un amigo.

Kensuke: ¿Un amigo?, deja de mentir Jace, Ren me lo contó todo, peleaste con Dientes de Sable Bane, solo para demostrarle que sabes usar las espadas.

Jace quedo petrificado, ¿también se entero de que quiere ser pirata?.

Jace: Papa hay algo que quiero decirte.

Kensuke: Dime.

Jace: Bueno... estaba pensando ir a Loguetown... ya saben... para... zarpar al mar.

Clarissa: ¿Para zarpar?

Jace: Verán, e visto lo que hacen los piratas malos, pero existen piratas buenos, amigables, que no roban ni matan por placer, solo buscan sus sueños, y yo tengo mis sueños.

Kensuke: ¿Piratas que buscan sus sueños?, ¿como que? ¿Encontrar el One Piece? ¿Ser el más fuerte? ¿Derrocar al Gobierno? ¿Causar tanto caos como sea posible? Esos no son sueños, los sueños de los piratas consisten en ser mejores que las demás personas, pero a base del sufrimiento de sus familias, de las familias de las personas que matan en el mar, de familias que ya no veran a sus hijos, hermanos, padres, tíos volver jamas a sus casas.

Jace: Lo se... pero yo... lograre el mio... seré.... el-el. ¡MEJOR ESPADACHÍN DEL MUNDO! y no me importa ser pirata para lograrlo.

Al decir esto el Almirante golpea fuerte mente a Jace en el rostro y lo hace impactar fuerte mente con un árbol.

Kensuke: ¿Pirata? ¿Acaso crees que lo permitiré? Prefiero verte muerto antes de que te conviertas en pirata.

Jace: Lo lograre, buscare mis sueños sin importar los riesgos, ¡Y NO ME IMPORTA LO QUE TU PIENSES!

Al decir esto Jace toma a Maken y el Almirante desenvaina su espada, ambos chocan espadas, y de nuevo por el gran poder del Almirante, Jace sale volando e impacta con un árbol.

Clarissa: ¡Deténganse por favor!, ¡podemos arreglar esto hablando!

Jace 17 años

Un Jace de 17 años, apunto de enfrentar al Almirante Wayland

Pero ambos hicieron caso omiso a las palabras de Clarissa, y continuaron luchando, el poder del Almirante era mucho para Jace, pero sabia que debía demostrarle que puede aguantar, era obvio que no podía derrotarlo, pero al menos debía demostrarle que podía pelear. Jace atacaba por todos lados, demostrando una velocidad abrumadora, era casi imposible verle con los ojos, pero el Almirate mueve su espada para la izquierda y luego ataca por la derecha, y para sorpresa de Jace y Clarissa, Kensuke corta a Jace en el hombro.

Kensuke: Con esos poderes no podrás hacerlo, sabes, mi sueño es verte como un gran Marine, es más, mi sueño es poder verte superarme.

Jace: Ese es tu sueño, comprendo que es por trabajo que no han podido estar cerca mio, pero si tu no pudiste estar presente para formarme de la manera que tu siempre quisiste, ahora... ¡NO TE ARREPIENTAS!

Al decir esto Kensuke queda con la boca abierta, luego de unos minutos procede a sentarse en el suelo, envaina su espada y se la pone en el hombro.

Jace: Lo siento... Me deje llevar.

Clarissa: No importa Jace, tienes razón. No hemos estado aquí para enseñarte lo que es bueno y lo que es malo.

Al decir esto Jace se sienta también, este estaba un poco dolorido por el corte en su hombro.

Clarissa: ¿Te duele?, no te lo toques, iré a buscar el botiquín.

Dicho esto, Clarissa desaparece entre los árboles, dejando solo al Almirante con su hijo. El primero en romper el silencio que se había formado, fue Kensuke.

Kensuke: Esta espada se llama Maō (魔王, Rey Demonio), catalogada como una Ō Wazamono, es una espada muy fuerte sabes.

Jace: ¿Que quieres decir?, porque no creo que solo estés presumiendo de tu katana.

Kensuke: Fuiste derrotado, y aun así no muestras respeto por el que te derrota, en el mundo de los piratas, la derrota significa la muerte ¿sabias eso?, y puesto que tu quieres ser un pirata, yo debería matarte como buen Marine que soy.

Esto significo un duro golpe para Jace, aunque fue algo que lo emociono aun más, puesto que si perder significa morir, el estaría dispuesto a morir por sus sueños.

Jace: Con decir eso, no as echo más que aumentar mis deseos de convertirme en pirata, si perder significa la muerte, entonces estaría feliz de dejar mi vida con tal de lograr mis sueños, y si perder significa morir, entonces yo... ¡NUNCA MÁS PERDERÉ!

Al decir esto Kensuke empieza a reír fuertemente, cosa que Jace no podía entender, porque le estaba confesando a su padre que quiere ser pirata, a un Almirante de la Marina, y este antes de enojarse, antes de golpearlo o de tratar de convencerlo de que sea un Marine, solo se limita a reírse. Al pensar todo esto Jace se enoja un poco.

Jace: ¿¡DE QUE TE ESTAS RIENDO!?

Kensuke: Prefieres morir, antes que fracasar, eso hijo mio, esta muy bien. Mira, no estoy de acuerdo en que te conviertas en pirata, pero si eso es lo que tu corazón te dice, es suficiente para mi, solo diré que en tu camino, hay muchísimos enemigos poderosos, que aspiran a ser los mejores igual que tu.

Luego de decir esto, Clarissa llega con su botiquín de primeros auxilios, y empieza a curar el hombro de Jace.

Clarissa: El camino del pirata, esta lleno de aventuras y diversión, pero debes entender, que también esta lleno de traición, muerte, y tristeza.

Al ver que sus padres le estaban "permitiendo" seguir sus sueños, este se alegro muchísimo, aunque luego le vino un pensamiento a la cabeza, si se iba al mar, sus padres serian sus enemigos, no los podría ver nunca más.

Jace: Pero... ahora que veo que ustedes están aceptando esto, nosotros... seriamos... enemigos.

Kensuke: No importa de que lado estemos, siempre tendremos nuestros lazos familiares que nos unen, además, nos podremos ver siempre y cuanto las situaciones lo permitan.

Clarissa: Sabes... ser Vice-Almirante y Almirante tiene sus beneficios.

Al decir esto, la familia Wayland explota de la risa, cosa que a la vista de cualquiera parecía raro, puesto que dos de los más poderosos Marines estaban permitiendo que su propio hijo, sea un pirata, y ante esta situación no hacen más que reírse.

Clarissa: Aunque Jace, tu aun eres muy joven, seguro nos extrañaras.

Al decir esto un poco en broma, Jace se pone un poco más serio, y Kensuke comienza a reír con más fuerza.

Clarissa: Para que no nos extrañes, aquí tienes, te entrego este pañuelo negro, puedes llevarlo en tu cabeza, o atado en donde quieras, para que me recuerdes, puesto que no nos veremos en mucho tiempo.

Kensuke: Yo te entregare, mi más preciada espada, Maō, espero que te ayude a conseguir tus sueños.

Jace recibe ambos regalos, con un poco de lagrimas en sus ojos. Luego de unas horas, todos regresan al puerto de la ciudad, donde se encontraban los buques de guerra de ambos Marines. Al llegar Kensuke larga un grito muy fuerte, llamando a algún marine.

Kensuke: ¡¡QUE ALGUIEN VENGA AHORA!!

Al escuchar semejante grito del Almirante, unos 50 marines bajan de ambos buques de guerra, para asistir al llamado del Almirante.

Clarissa: Quiero que un grupo de ustedes, valla a la base y me traiga una bolsa, con provisiones para 3 meses más o menos.

Kensuke: *en voz baja* Estas exagerando un poco, ¿no lo crees?

Marine: ¿Para que quiere esto Vice-Almirante Weizol?

Clarissa: Solo trae lo que te dije.

Kensuke: Ahora yo quiero que me preparen un barco pequeño, que sea suficiente para aguantar las tormentas del East Blue, encuentren uno y compárenlo, yo cubriré los gastos, no quiero que mi hijo ande en un bote común y corriente, así que traigan algo decente.

Al escuchar esto todos los Marines se ponen a trabajar, el único que parecía estar fuera de lugar era Jace, que se había sentado en un barril y parecía medio dormido, cosa que irrito a Kensuke, y este le proporciona un golpe en su cabeza que lo hace caer al mar. Este luego sale del agua, y empieza a gritar varias groserías en contra de su padre, cosa que este responde con más golpes. Al cabo de 3 horas, los Marines llegan con una gran mochila con provisiones, y en la costa, estaba un barco pequeño, con una vela y una especie de habitación. Al dejar todo esto, el Almirante echa a gritos a todos los marines.

Kensuke: Bueno este es el adiós mi hijo.

Clarissa: *llorando* Te voy a extrañar mucho.

Al escuchar esto, Jace abrasa a su madre, y luego saluda a su padre.

Jace: ¡Nos volveremos a ver! ¡ASTA LUEGO!

Kensuke: ¡SI! ¡NOS ENCONTRAREMOS DEVUELTA, EN EL GRAND LINE!

Al decir esto, Jace baja la vela, y desaparece en el horizonte.

Clarissa: ¿Te das cuenta de lo que hemos hecho?, dejamos que el hijo de un Almirante, se convierta en pirata.

Kenuske: Si, no se que excusa pondremos en el Cuartel General.

Luego de un rato de silencio, Kensuke vuelve a hablar.

Kensuke: Aun así estoy seguro que en algún punto nos tendremos que enfrentar a el, no se podrá evitar, porque... conociendo a Jace, el causara tantos problemas al Gobierno como este a su alcance.

Clarissa: Aunque si nos mandan solos, diremos que se escapó. Cambiando de tema, estoy muy segura, de que lograra su sueño, además, ser pirata le sienta muy bien.

Kensuke: Aunque yo no lo veo como un Capitán, no tiene el don del liderazgo, quiero decir, el no sabe dar ordenes, ni tampoco acatarlas, eso sera un problema para el.

Clarissa: Cuando encuentre a sus compañeros, les sera muy leal a ellos, de esto no cabe duda, y no creo que sea un problema, el mar es inmensamente grande, seguro encontrara a las personas indicadas.

Al decir esto ambos se van a su casa, sin decir una palabra, asta el otro día.

¡Te ayudare a convertirte en el Rey de los Piratas!Editar

Ya había pasado un año desde que se fue de Shells Town, en ese año, se había ganado varios enemigos y también varios amigos, pero nadie que quiera ser un pirata, todos argumentaban que en esta era, seria un suicidio ir al Grand Line. Varios días habían pasado desde que Jace visito una isla, la ultima isla que le quedaba por visitar (y su ultima esperanza de encontrar a alguien con quien ir al Grand Line) era Loguetown, la última ciudad antes de entrar al Grand Line. Ya había llegado y tres caza recompensas se le pararon enfrente de el.

Caza recompensas 1: ¿Tu eres el Demonio Espadachín Jace? sabes, hay varias organizaciones piratas que ofrecen grandes cantidades de dinero por ti, no eres una amenaza para la marine, pero bueno, dinero es dinero, no importa de las manos de quien venga.

Al escuchar esto Jace no pudo aguantar la risa, unos caza recompensas lo seguian, porque una organización pirata lo quería muerto, eso si era divertido para el.

Jace: ¿Caza recompensas trabajando para piratas? Si que son interesantes ustedes, bien empecemos, si logran darme un golpe, me entregare a ustedes.

Ibqjk

Jace contra los caza recompensas.

Jace no se habia detenido a observar a los tres caza recompensas, pero había uno que era excesivamente grande. Los tres hombres atacaron a la vez, pero sin siquiera esforzarse, Jace salta y se para en la cabeza del más grande de los tres, acto seguido golpea en la nariz con el talón al hombre más grande, cosa que hace que se tire al suelo de dolor, pues le había roto la nariz. Al ver esto, uno de los caza recompensas lo ataca por la espalda, pero Jace lo toma de la cara, y lo golpea, el golpe fue de tal magnitud que golpeo en uno de los barcos pequeños que estaban amarrados en el puerto, el golpe provoco un agujero en la parte baja del barco, cosa que hizo que el barco se hundiera. Al ver esto, el otro hombre, casi resignado intenta golpearlo, pero Jace utiliza el mango de su katana para golpearlo en la boca del estomago para luego darle en la cabeza y dejarlo inconsciente.

Jace pudo notar la presencia de un joven de pelo castaño claro, llevaba un pañuelo rojo en la cabeza y esbozaba una gran sonrisa.

???: Eres sorprendente mente fuerte, Espadachín Demonio Jace.

Jace: ¿Quien eres tu?

???: Yo soy Hawkins D. Riku, mucho gusto.

Al oír su nombre se sorprendió, el llevaba la D. al igual que el, pero no podía decirle su nombre entero, ya que reconocería a su padre.

Jace: ¿Hawkins? e escuchado ese nombre antes, de cualquier manera, ¿que quieres?

Riku: ¿Eres un pirata verdad?

Jace: Si, ¿y eso que?

Riku: Bien esta decidido, tu seras mi nuevo nakama.

Jace: ¿Estas mal de la cabeza o que? ¡NO DECIDAS POR TI MISMO!

Riku al escuchar las palabras de Jace, se empezó a reír de tal manera, que provoco la furia en Jace.

EN CONSTRUCCIÓN